Jung y el 42 (Entrada Prematura)

por zerimarzo

Image

… y a pesar de nuestro supuesto dominio de la naturaleza, seguimos siendo sus víctimas, ya que aún no hemos aprendido a controlar la nuestra.

                                                                                                                                                        C.G.J

Al hombre me lo presentaron al suave frases suyas en artículos interesantes, y menciones de su nombre y obra en una que otra conversación de société, pero fue hasta empezar a leer ”El Hombre y sus Símbolos” que sentí la calidad de su aporte. Siguiendo la teoría de la evolución, es muy curioso pensar en cómo se fue desarrollando la mente del ser humano (porque todo esto no vino de un solo pencazo). Algo que no muchos se preguntan es cómo estructuramos los pensamientos sino con palabras, ya que es una pregunta demasiado meta. Pues Jung responde que el lenguaje de la mente durante su etapa ”muda” fue el símbolo: la representación perceptible de una idea. A través de los símbolos podemos concebir y representar ideas sencillas, pero también otras mucho más complejas e indescriptibles. La esencia de los símbolos es la capacidad connotativa, que permite añadir un significado más sutil, basado en experiencias subjetivas, a cualquier idea o impresión sensorial.

Este nuevo concepto del rol histórico del símbolo lleva a la pregunta de qué nota con los símbolos en nuestra mente moderna. Nuestra cultura está repleta de símbolos: En colores, animales, profesiones, cuerpos celestes, números, formas geométricas, fenómenos naturales, estaciones, edades, etc. Pero por qué? Según Carl, es porque el simbolismo sigue siendo un puente a esa mente primitiva. No me voy a enjaranar trantando de cubrir diferencias entre sub- e inconsciente, ego, anima, animus, sombra, usw. Mi único punto es que hay un inmenso pedazo de nuestra mente que estamos ignorando! En mi entrada anterior mencioné el problema del materialismo hueco, que en términos pseudo-jungueanos podría ser una desnutrición de contenido (sub/in)consciente, un desbalance. Tenemos que conocernos a nosotros mismos, y poniéndole atención a nuestros sentimientos, pensamientos y sueños, podemos acercarnos más a las respuesta de la vida el universo y todo lo demás (42). La verdad es que ni siquiera he terminado mi primer libro de Jung, pero me emociona el tema y espero que le den una leidita.

Anuncios