Ohm (y Glob)

''Y ella me dijo: Tranqui, que nada pasaba.''

Deletreando al Banco Central (economía para no economistas)

El presidente del Banco Central expuso hoy en la Asamblea Nacional el informe anual de esa institución. Como se sabe, el Banco es el principal órgano gubernamental que produce, procesa y presenta información sobre la situación económica del país. El funcionario en su informe destacó el crecimiento económico, el estado de las reservas internacionales, el comportamiento de la inflación, el nivel de endeudamiento público, en fin, ofreció un conjunto de datos que reflejan aspectos positivos.                                

Lo reprobable es que un técnico de ese nivel cayó en la manía gubernamental de esconder deliberadamente información que permitiría a la ciudadanía disponer de una visión profesional de la realidad. De esta manera, lo que debería ser un balance se transforma en barato discurso político.

Reseñemos pues algunos datos fundamentales para entender la situación económica real del país, que el funcionario no mencionó:

  1. El subempleo. Se considera oficialmente subempleados a las personas mayores…

Ver la entrada original 567 palabras más

Anuncios

The man who plants trees: Shubhendu Sharma is reforesting the world, one patch at a time

Buena idea, lo malo es que aquí se lo volarían rapido

TED Blog

Blog_FF-ShubhenduSharma

A forest planted by humans, then left to nature’s own devices, typically takes at least 100 years to mature. But what if we could make the process happen ten times faster? With his company Afforestt, eco-entrepreneur Shubhendu Sharma is creating mini-forest ecosystems using an accelerated method. It’s based on the practices of Japanese forester Akira Miyawaki, as well as on Sharma’s own experiences gleaned from his former career in car manufacturing. The TED Blog spoke to Sharma to learn how he’s developing ways to grow native, self-sustaining forests anywhere in the world, with the efficiency of industrial processes.

You started out as an industrial engineer at Toyota. How did you go from the car industry to forestry?

Back in 2008, I was at Toyota in India, helping prepare assembly lines and dispatch systems for car manufacture. One day, a scientist named Akira Miyawaki came to the factory to plant a forest on Toyota’s campus. He gave a…

Ver la entrada original 1.762 palabras más

Un Episodio Poco Vegetariano

Image

Érase una vez me encontraba en la ducha y relexionaba plácidamente sobre Grob, Glob y todas esas cosas, cuando noté que lo que parecía ser una cucaracha de mal tamaño merodeaba la zona oeste del perímetro. Al sentir esta amenaza, me puse una chancleta y la empecé a pisar; y mientras la pisaba, una voz sonaba en mi mente; era mi voz que respondía a la pregunta de por qué soy vegetariano:**SoundFix** ”¿Por qué tengo que hacerlos sufrir si tengo otras opciones para comer? Ahí que vivan tranquilos.”**SoundFix** En realidad yo no tenía por qué matar a ese animal si no me estaba afectando y, aunque me cueste admitirlo, en el fondo no creo que haya sido una cucaracha.

Si vamos a vivir bajo principios, hay que cumplirlos en todo nivel. Porque somos siervos de nuestras palabras, es buen siervo el que no se ha de ir en tapas.

Somos calor, somos tiempo y mar

Somos materia, que aprende a amar

Científica- y artística-

Mente, lluvia torrencial

De gotas de luz, somos verso y pan

Bocas sedientas de verdad

Voces que gritan

Libertad

 

 

El Ocaso de Bosawas

El Ocaso de Bosawas

En el imaginario colectivo está como esa grande, misteriosa y conflictiva región al norte. Tenemos que comprender que es mucho más que un bosque, y la importancia de cambiar radicalmente nuestra relación con la reserva. Este artículo de confidencial resume muy bien la información pertinente al tema y me parece completo al cubrir el asunto desde la perspectiva económica, política, social y ambiental.

El valor del valor de las palabras

A raíz de uno de esos estudios a última hora para el examen de macro, tuve uno de esos momentos semi-místicos en los que sentís que entendés el sistema y lo ves replicado en múltiples procesos naturales y sociales. Aquí un ejemplo:

Todas las decisiones que hacemos implican un análisis marginal, o sea una evaluación del costo de lo que vas a hacer en comparación al beneficio obtenido con el resultado (el mismo proceso en la compra de cualquier bien).  Por ejemplo, respiramos porque el beneficio del oxígeno para el cuerpo vale el esfuerzo de la acción de respirar (una muy buena decisión). Para el éxito de éste sistema, es necesario que la persona tenga nociones correctas del costo y el beneficio (nos sentimos decepcionados si pasamos yendo al gym como por 3 meses y el encule ni siquiera te tira un ola ke ase). Esto causa que el factor de la deshonestidad sea el responsable de muchas malas decisiones, que bien pueden ser un ride ‘‘aquí cerquita’’ yendo a parar al gancho de camino de Sabana Grande, o que te pinten pajaritos en el aire.

Cuando eso pasa, quedás catalogado como un factor de riesgo en cualquier decisión que implique tu participación, por lo que se reduce el número y tipo de interacciones que la gente está dispuesta a realizar con vos. Por el otro lado, inspirar confianza y respeto reduce el margen de error en la ecuación, ya que la gente resuelve más fácilmente decisiones complicadas que te impliquen, como darte responsabilidades.  Podríamos pensar, ”¿De qué sirve ser honesto cuando no tengo tanto valor?”. Lo mismo pensaba DiCaprio en ”Atrápame Si Puedes”, pero aunque tengamos menos capacidades/valor que otras personas a la hora de considerarnos como opción para una interacción, la honestidad (bajo riesgo) impera sobre la desconfianza estándar que le tenemos a las personas.

 

#NoMeVoyEnTapas

Ser como niños

Image

 De cierto de cierto os digo, que si no os volviéreis, y fuérais como niños, no entraréis en el reino de los cielos.

Para el lector que se sienta incómodo con esta cita, le pido considerar la biblia como fuente de sabiduría moral. El versículo nunca me llamó la atención especialmente, ya que tenía la interpretación básica de la importancia de la humildad; pero creo que va más allá de eso. Me empezó a picar la cabeza al tercer día sin bañarme cuando noté que gran parte de ese yenesecuá (jenesaisquoi(yonosequé)) de muchos de nuestros héroes de los muñequitos era por ser como niños, de cierto modo. El primer ejemplo que sale a flote es Gokú. Su gracia era que a pesar  de parecer medio babosón, su sentido de la justicia y cariño hacia sus prixes lo ayudaban a penquear centenares de extra- e intraterrestres. Junto con muchos otros ”héroes”, comparte la característica de la alegría: el saber aprovechar cada oportunidad (y si no, crear) para disfrutar de la existencia.

Entonces, ¿En qué se relaciona la humildad de los niños al punchi-feelin’ de los héroes japoneses? Para mí, es la expresión de su voluntad. Cuando somos niños, la vida es, en este aspecto, mucho más simple porque no tenemos todos esos dogmas mentales y por ende hacemos lo que nos parece más lógico. Igual que los niños no temieron a la burla y fueron a quien querían, Gokú sigue luchando por lo que cree correcto sin importar la dificultad de la tarea.

Claro, como con cualquier analogía, valora sólo una parte de esta característica de los niños y reconozco que puede salir el tiro por la culata con un mal razonamiento  o una actitud egoísta de parte del niño, pero el punto de la comparación no es santificar a los niños. Está bien considerar y adaptar las normas existentes, especialmente cuando son para beneficio de los demás; el problema está cuando esas convenciones se vuelven dogmas y nos impiden actuar como desearíamos. Nuestra sociedad está llena de tabúes nocivos en cuanto a género, expresión de cariño, religión, propósito de la vida, etc. De modo que nos esforzamos por actuar dentro de un modelo que no funciona para nuestro bienestar. Lo rico de ser como niños es hacer lo que nos parezca (en orden de importancia) correcto y alegre.